Archivo de la etiqueta: pipas

Moda cannábica: pipas, bongs, grinders, cajas y más… (1a. parte)

Porque una grow shop no son sólo semillas; ofrece a tus clientes todos los accesorios que necesitan.

El cultivo para auto-consumo, además de sus ventajas ecológicas, sociales y económicas, también ha dado paso a la “moda cannábica”. Es importante que en tu grow shop consienta a tus clientes con lo último en accesorios para forjar, consumir y almacenar cannabis. Aquí te hablamos de algunos de los principales accesorios que no deben faltar en tu tienda.

El primero entre los indispensables, es la pipa.

La pipa más tradicional es el chilum (o chillum), de forma cónica, que puede ser de arcilla, pierda o madera. Su origen aun es desconocido y disputado entre la India y Sudáfrica; en el país africano se han encontrado antiguos chillums (aun sin datar), pero en la región hindú se ha utilizado por monjes hindúes de los Himalaya desde el siglo XVIII. Y es que en India el acto de fumar, tiene un trasfondo ceremonial, ya que cada vez que se enciende el chillum, se repite la frase boom Shankar (aunque no existe una traducción exacta, boom es sonido y Shankar es uno de los nombres de Shiva, por lo cual podría traducirse como el sonido que invita a Shiva), tocando la frente, para hacer saber a Shiva y los demás dioses que se ha prendido el fuego y se les invita a fumar con ellos. Además el chillum se tiene que pasar de mano en mano, recordando el sentido de comunidad. Si bien, este artefacto para fumar es de la predilección de consumidores mayores, se siguen fabricando de manera artesanal y con nuevos materiales como chilums de aluminio.

La pipa común o “cachimba”, constituida por la cámara de combustión y la cánula (pequeño tubo) que termina en la boquilla, le da una forma singular y distintiva. Es importante no confundir las pipas para tabaco con las pipas para cannabis. Las primeras suelen ser más grandes ya que la requieren más tabaco y mayor espacio para la combustión, mientras que las pipas de cannabis son más pequeñas con la cánula más larga. Originalmente los materiales más comunes eran madera y hueso tallado, pero de acuerdo a la región del mundo se ha adaptado, dando paso a pipas de brezo, arcilla, vidrio porcelana, piedra e incluso de aluminio.

Otra de las pipas más conocidas es la shisha, término que proviene del persa shishe “vaso”; pero también es conocida como narguile, también del persa nàrgil “coco”; o como hookak, proveniente del árabe uqqa “caja pequeña, jarro o tarro”. Todos estos nombres –como los derivados de estos- hacen referencia a su forma básica. Se cree que se originó en la India o Pakistán, donde originalmente eran hechos a base de coco; de ahí comenzó su peregrinar por Persia, hasta Turquía, donde tomo el aspecto que ahora conocemos y su popularidad. Tradicionalmente la shisha se fuma en grupo, y aunque es más común utilizar tabaco, es una buena forma de retomar el nivel social del cannabis.

Y por último, el bong. Es una pipa que filtra previamente el humo, sumergiéndolo en agua en forma de pequeñas burbujas. Originalmente eran de Vietnam donde se fabricaban con caña de bambú y la llamaban baung. Llegan a los Estados Unidos (presumiblemente, a través de los soldados) donde se popularizan y diversifican. Ahora existen en madera, plástico, metal y los más conocidos, de vidrio de boro silicato.

Las posibilidades son muchas, diferentes tamaños, colores, formas y tipos. Todos ellas con beneficios específicos, pero lo importante es que cada una de ellas tiene sus adeptos, por eso es importante siempre tener un amplio surtido para complacer a los fumadores constantes y a aquellos que aun buscan su pipa favorita.